Páginas

viernes, 13 de noviembre de 2015

293 Oráculo Tetra - 3



Oráculo Tetra - 3



Concretada la cuestión y una vez mezclado el mazo, se extraen tres cartas prestando atención a si salen derechas o invertidas, y se colocan en los nº 1, nº 2 y nº 3 del gráfico, y son el resultado de la extracción.
Detallándose en el nº 4 la suma numérica de estas.
Con estos resultados e independientemente de la significación de cada carta, vemos si su numeración es positiva o negativa, como si la suma de las tres es positiva o negativa.

Si los componentes, las tres cartas y su suma son positivos, tan sólo procedemos a operar con el tetraedro superior, de no ser así, si inicia con los datos aportados positivos y negativos el tetraedro inferior.
El tetraedro inferior nos indica como se desarrollaran las cosas sino se interviene activamente en las advertencias, en este caso las numeraciones negativas de las cartas extraídas.


Y es a partir de esas advertencias, que podemos trabajar con el tetraedro superior, y ver que caminos nos indica esa intervención por nuestra parte en transformar un arranque automático en negativo de las cosas, a uno adecuado, utilizando sus mismos contenidos.




En el supuesto de salir numeraciones negativas estas se trasladan al tetraedro inferior:
La nº 1 al nº 8, la nº 2 al nº 9 y la numero 3 al nº 10, con su misma numeración e indicación de ser positiva o negativa.

Con el tetraedro superior, independientemente de si han salido con numeración positiva o negativa (derecha o invertida), estas cartas se trasladan siempre en positivo (derecha), aún cuando fueran extraídas en negativo, y se colocan:
La nº 1 al nº 5, la nº 2 al nº 6, y la nº 3 al nº 7.

Resto de operaciones:
El nº 11 es el resultado de sumar la nº 5, la nº 6 y la nº 7. Su resultado es un primer paso que se logra interviniendo con sentido.
El nº 12 es el resultado de sumar el nº 8, el nº 9 y el nº 10. Su resultado, que es el mismo logrado en el nº 4, nos indica por si mismo, o por alguno de los factores que lo forman la existencia de lo que entendemos como una problemática que sería adecuado afrontar.

El nº 13 es el resultado de sumar el nº 5 y el nº 6
El nº 14 es el resultado de sumar el nº 6 y el nº 7
El nº 15 es el resultado de sumar el nº 5 y el nº 7
Comprobamos por donde nos lleva cuando intervenimos activamente en pos de un mejor resultado.

El nº 16 es la suma del nº 8 y el nº 10
El nº 17 es la suma del nº 8 y el nº 9
El nº 18 es la suma del nº 9 y el nº 10
Vemos como se desarrollarían los hechos con su propio despliegue en negativo.

El nº 19 es la suma de los nº 13, nº 14 y nº 15. Es lo logrado por nuestra parte.
El nº 20 es la suma de los nº 16, nº 17 y nº 18. Es el condicionante inicial.

El nº 21 es la suma de los nº 19 y nº 20, que resume a donde se puede forzar, y en que dirección un resultado anterior no conveniente nº 20, a través de otro que interviene nº 19.



Ejemplo:

¿En que situación están las negociaciones entre la CUP y Junts pel Sí?

En el gráfico inferior vemos el resultado de la Tirada del Oráculo Tetra - 3.

Sale la ESTRELLA derecha = +17
El MUNDO invertido = -21
La SACERDOTISA derecha = +2

La suma de las tres resulta la SACERDOTISA negativa = -2



La tirada nos dice que hay un problema, y ese problema se llama MUNDO en negativo:
Por ambas partes y por motivos bien diferentes hay un miedo, un sentirse amenazados, el temor al termino de algo, o que termine algo.
Se esta en como una especie de aislamiento sentido o real, y al mismo tiempo como dentro de un torbellino desintegrador de cosas y personas y ..

Por otra parte nos habla de un trasfondo de SACERDOTISA en negativo:
Hay un enquistamiento en la gestación y prolongar esperas conscientes o inconscientes, y dosis mutuas de manipulación, real, sentida o imaginada.
Un desasosiego por recuerdos o viejas historias, que dificultan liberarse a lo nuevo.

Ese camino conduce irremediablemente a desembocar en el contenido de un EMPERADOR negativo:
A la inseguridad y falta de lógica, con un incremento de miedos, reacciones drásticas y situaciones ingobernables, en la que la indecisión y falta de concreción realista desordenan la situación.

Después de esta advertencia, hay que encarar ese MUNDO en negativo:
En un abrirse en plenitud y armonía, en el intento de equilibrar contrapuestos muy pronunciados, en una nueva labor de integración, trasmitiendo un nuevo y renovado espíritu joven, y en pos de una máxima realización posible que encarne el signo de la proeza.

Ello nos conduce a un a LUNA positiva:
Que libera de trastornos de patrones negativos, ayudando en reconciliar y reconducir los conflictos de posicionamiento, aportando confianza y aceptación.

Finalmente continuando llegamos a la posibilidad de una TEMPLANZA en positivo:
Que en pos de algo superior se llegue a pactos y acuerdos, con dosis de tolerancia y flexibilidad, en un regenerar compartiendo y confiando en el proceso natural de las cosas.

Y con todo ese empeño saber que quedan como resultante de un inicio y de nuestra intervención una RUEDA de la FORTUNA en positivo:
Que nada esta escrito, y todo se puede modificar, en la confianza en si mismos de ambas partes y su propio potencial creador.
Todo queda en MOVIMIENTO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario