Páginas

jueves, 12 de mayo de 2016

Carta Prenatal = 266 días de gestación. Carta Biológica y Prenatal: La gestación de la Princesa Leonor de Borbón desde la perspectiva astrológica


Carta Prenatal = 266 días de gestación

Hoy sabemos que partir de 273 días de gestación no es correcto, como tampoco es correcto dar a esa Carta Inicial el mismo tratamiento que a la Carta Natal.
La Carta Prenatal es todo, los 266 días del periodo de gestación.
Que tiene un inicio, si, que tiene un fin, si.
Todos esos 266 días de construcción biológica son únicos y diferentes para cada nacido, en función del seno en que esta y de las cualidades del tiempo que transcurren.
Sólo hay un Natal, con digamos dos inicios, uno incrustado en la Carta Natal de la madre, y otro inicio propio, pero propio con mucho y mucho de dependiente en su propio proceso.

Experimento en la consideración que empieza 266 días antes de nacer, y ese empezar tiene un camino de 266 días interactuando madre-hijo/a y bajo todo lo celeste.
El por nacer esta bajo la dependencia del seno de su madre y de su Carta Natal mas su despliegue.
Es avanzando en su desarrollo en esos días su fortalecimiento, y que con el sentimiento de su capacidad por respirar forman parte de los desencadenantes del parto.
Ese empezar tiene la importancia que tiene, que es mucha, pero cada semana de gestación tiene un desarrollo de por si concreto y establecido, pero en cada caso bajo los condicionantes de la madre, de la sinastria madre-hijo/a, y la recepción de lo celeste que es diferente en cada embarazo.
Esta por investigar desde lo astrológico todo ese periodo anterior al nacer y de las implicaciones de transfondo de este, en posibles condicionantes futuros, acontecimientos sin explicación, saltos en el tiempo, eslabones incomprensibles, aparición de lagunas, espejismos como de otra … etc.

La Carta del instante inicial tiene su valor que lo tiene, pero a fin de cuentas despega de la Carta de la madre.
Una cosa es que la pareja no sabe exactamente el momento de la fecundación, la Carta del instante inicial, que despega de la Carta de la madre, y por eso esa estimación media desde la última menstruación de 273 días, que es el punto de referencia al que se remite a la embazada, y del admitido uso que pueden ser unas semanas de mas o de menos. De mas o de menos sobre 273, que ya sabíamos que 273 era un punto de referencia.
Pero, la gestación, del instante de fecundación al parto distan 266 días.

Tanto empeño se ha puesto siempre en la carta del instante inicial, que se han pasado por alto los 266 días siguientes.
¿Y sin esos instantes consecutivos, verdaderos saltos evolutivos de súper gigante, ese primero de los instantes, que es?
¿Es creíble que trígonos y cuadraturas que durante este tiempo reciba la madre, no repercutan sobre quien es dependiente de ella?
¿Es creíble que los anteriores estados celestes según en que etapas de la gestación se encuentre el por nacer, no tengan incidencia en este?
¿Qué puede aportar la astrología sobre las diferentes etapas de esos 266 días, y sobre la correspondiente sinastria con la madre?

Si ciertamente como en el caso de los gemelos un mismo óvulo puede ser fecundado por dos espermatozoides, ello no es que deba serlo en el mismo instante.
Y de eso el tiempo que como en el caso de mellizos o siameses se toma el proceso en determinar si deciden compartir la misma placenta o no, la misma bolsa o no, etc.
Según se trate de gemelos, mellizos o siameses el proceso de determinación llega hasta los primeros 15 días.
Vemos pues que todo tiene un tempo, algo asi como si sobre la marcha ….
Ese relativo mismo instante de fecundación de un mismo óvulo tiene unos tempos, y que ya luego se traducen en sus diferentes instantes natales.

Si, se nace en un instante, Carta Natal, y con unas posiciones planetarias, pero cargadas con una memoria propia y diferente a todas, de los 266 días celestes anteriores bajo dependencia de la carta y condicionamientos natales de la madre.
La Carta Prenatal, no es un instante sino todos los instantes prenatales y biológicos de cada uno de esos días.
Los trígonos y las cuadraturas, etc, las posiciones en signos, etc, y que al mismo tiempo nos conforman, son los tránsitos en la carta de la madre, y que al ser constituyentes nuestros están en sinastria profunda entre madre y el hijo/a.

Una cosa son las posiciones y evolución de los planetas 266 días antes de nacer, lo cual podemos gestionar sin tener en cuenta la carta de la madre, y otra cosa es ese acontecer en sinastria con la madre.
Si durante el embarazo en los cielos se hace una cuadratura entre Júpiter y Saturno, esa cuadratura es para todo el mundo, o sea el que ha de nacer, en el progresar durante la gestación de su Júpiter y de su Saturno, estos conocerán la cuadratura entre ellos.
Y esa cuadratura puede que en la Carta de la madre incida en mas o en menos, y ese en mas o en menos repercute en si y en la gestación; si ciertamente en la gestación, y mas en lo que era propio en desarrollo en esa semana en concreto.

En cualquier Carta Natal podemos ver los Tránsitos Conversos de los 266 días anteriores y ver su evolución en esa Carta Astral.
Un Plutón veremos que bien poco se ha movido, un Júpiter puede o no cambiar de sector, y los rápidos vemos como conocieron bastantes signos.
Pero todo ello se recibió en el vientre materno, y por tanto en intensa sinastria de recepción.
Es de sentido la vital importancia y repercusión de lo materno en todo el proceso.

Ese Plutón que durante 266 días puede haberse movido poco, y estar bastante estable en el futuro sector del por nacer, también ha permanecido estable en el sector de la madre, pudiendo es o no regente de este.
El Plutón del que nace, que nace ya con este ubicado, y destinado a ubicarse en ese, y ser regente o no de este, viene cargado de 266 días de estar en el sector en que transitaba de la madre, etc.

¿Es creíble que 266 días de desarrollo biológico no estén impregnados en lo que así respecta de ese Plutón y sus derivados?
                              ________________________

Carta Biológica y Prenatal:
La gestación de la Princesa Leonor de Borbón desde la perspectiva astrológica

Carta Astral de la Reina Letizia



FECUNDACIÓN
Situación de los Planetas en tránsito en los Sectores de la Carta Natal de la Reina Letizia durante la fecundación.
Se queda embarazada con URANO en Sector I, regente de ASC.
La conjunción de SATURNO con LILITH y NODO S y la cúspide de VI, siendo SATURNO regente de XI y XII.
JUPITER regente de MC transitando la IX en conjunción con su URANO natal regente de ASC
LILITH  y NEPTUNO en IX y co regente de I.
PLUTÓN en Sagitario regente de IX transitando X y 0º con LUNA natal en X, regente de V y VI, a 90º de SOL natal en VII y regente de VII.
MARTE en Capricornio regente de II transitando X y en 0º de JUPITER natal, regente de X, a 90º de PLUTÓN natal en VII y regente de IX.
LUNA en Capricornio regente de V y VI transitando XI a 0º de NODO N del natal.

CHIRON en Capricornio, y VENUS, MERCURIO, NEPTUNO y SOL en Acuario y en XII !!!
Etc.


FECUNDACIÓN
Aspectos entre los Planetas en tránsito y los Planetas natales de la Reina Letizia durante la fecundación.

Esta claro que todo inicio biológico esta sujeto y bajo la dependencia del vibrar con lo celeste del seno maternal, y en tanto llega su parcial madurez y relativa independencia inicial queda bajo su servidumbres.
Se evoluciona bajo la dependencia de la Carta Natal de la madre, y a la par en función de futura propia.

Inicio de la gestación de la Princesa Leonor:
Por una parte los Planetas en tránsito que inician la gestación de la Princesa Leonor quedan ubicados en la Carta Astral de la Reina, y por otra ya están en función del juego de Sectores y Regencias que a futuro serán la Carta Natal de la Princesa Leonor.

En el interior del gráfico la Carta Natal de la Reina Letizia. 
Los Planetas exteriores son los transitantes sobre su carta, que a su vez van formando y constituyen las etapas de la gestación de la Princesa.

En el exterior los futuros Sectores Natales de la Princesa Leonor.
Su gestación subordinada a la Carta de su madre se encamina en construcción llenando de contenido en su evolucionar hacia su propia Carta Natal.
Vemos a los Planetas lentos fijándose sobre un sector, en el que quedaran ubicados, siendo su regente o no, con aspectos entre ellos, y recibiendo aspectos de los rápidos, en tiempos diferentes, y desde sectores y regencias distintas. Y en esa dinámica y en paralelo sufren por un tiempo los condicionantes que también le son propios de la Carta de la madre.

Cada semana del embarazo tiene unos crecimientos que son propios de la gestación, y esas etapas pueden ser mas o menos ayudadas, por las circunstancias cósmicas de lo envuelven de orden general y del orden particular de la Carta de la madre.
Todas las semanas hasta nacer tienen su importancia, y en unos momentos mas unos factores que otros, y es, en esa combinación de evolucionar mas en que circunstancias un natal que no es propio, y de un celeste del momento que se construye un cuerpo con el cual volver a nacer.


1ª Semana de gestación.
0).- Con la fecundación se inicia la división celular, y a los cinco días se separan en dos grupos, uno que formará la placenta y otro grupo que será el embrión, células madre, que tienen la capacidad de transformarse en más de 200 clases de células de cualquier parte del cuerpo.
Y a los siete días desciende hasta el útero para quedarse durante 266-7= 259 días.

El SOL y MERCURIO en Acuario y transitantes a 0º del ASC de la madre y a 180º del futuro ASC de la hija, cuyo regente será el SOL. Y MERCURIO regente de IV y co regente de VII de la madre, lo será de la hija de II y XI.


1º Mes de gestación.
LUNA en Acuario transitante cruza ASC de la madre y VII de la hija.
VENUS y SOL transitantes en Piscis en I superan la conjunción de URANO regente de I
MARTE transitante en XI de la madre y futuro V de hija en 120º de MARTE de la madre en VII y regente de II.
Etc.



49 Días de Gestación
VENUS, SOL y MERCURIO en Aries transitando en sector I de la madre y futuro sector VIII de la hija. En 120º al VENUS y MC de la madre.
Saliendo los tres de 120º de NEPTUNO en IX de la madre y futuro IV de la hija.
Etc.

2 Meses de gestación.
SOL, LUNA, VENUS y NODO N transitantes y en Aries ya han cruzado la cúspide II de la madre y cúspide IX de la hija.
Los cuatro hacen 60º a SATURNO de la madre en IV, regente de XI.
Los cuatro también hacen 120º a LUNA de la madre en X, regente de V.
Los cuatro en 90º a los NODOS de la madre en cúspides XII y VI.
Los días anteriores los tres planetas hacían 180º a URANO en VII de la madre y regente de ASC.
Etc.

3 Meses de gestación.
SOL, VENUS y LUNA en el Sector III de la madre y futuro sector X de la hija.
MERCURIO transitante en la II de la madre y en la futura IX de la hija. A 60º del ASC natal de madre y regente de su IV.
El INFORTUNIO transitante de la madre en la cúspide VII natal, que después será el ASC de la hija, y que en función a ese futuro, y como transitante momentáneo de repercutir a futuro sería al ASC de la madre, y sus cuestiones
Etc.


120 Días de Gestación
SOL, LUNA y MERCURIO transitantes ya desplazados al sector IV de la madre y futura X de la hija, y los tres en 0º con el SATURNO natal de la madre regente de XI y XII.
Etc.

5 Meses de gestación
MERCURIO y VENUS transitantes se adelantan al sector VI de la madre y futuro sector XII de la hija, a 0º de VENUS de madre regente de III y VIII.
Ambos también a 120º de MC de la madre.
Etc.




Seis meses de gestación
LILITH, MERCURIO y SOL en VI de la madre y futuro XII de la hija en 0º al VENUS natal de la madre. Etc.
Mientras LUNA y VENUS transitantes en sector VII de madre y futuro sector II de hija hacen 0º a MERCURIO, MARTE y SOL natales de la madre. Pero 90º al MC.
Etc.






Finalmente la Carta Astral de la Princesa Leonor de Borbón y Ortiz 


1)- El Dr. Rick Strassman encuentra fascinantes coincidencias entre el desarrollo del feto humano y las descripciones del Libro Tibetano de la Muerte: ¿entra el alma al cuerpo humano a través de la glándula pineal?
Lo curioso es que la glándula pineal se hace visible en el feto humano a los 49 días, que es la cantidad de días en los que un alma tarda en reencarnar según el Bardo Thodol (Libro Tibetano de los Muertos). Estas coincidencias han llevado a Strassman a afirmar que el alma encarna en el cuerpo a las séptima semana de embarazo.
49 días son la semana 7de gestación:
El embrión se convierte en feto, y su cola del embrión empieza a caer. 
El esqueleto adquiere forma, y el corazón late.
La placenta empieza a pasar nutrientes del cuerpo de la madre al del bebé y le retirará los productos de desecho, creciendo y ensanchándose el cordón umbilical.
Una división celular extremadamente rápida produce mil millones de neuronas en el cerebro, neuronas con una vida posterior del entorno de los 100 años.
Etc.


2).- La Maestro Kundalini Yogui Bhajan afirma que el alma entra en el feto a los 120 días de gestación.
El proceso neuronal iniciado a los 49 días en su mayoría queda formados alrededor de los 120 días de gestación, y es el periodo en que se forman la mayoría de circuito de la información.
El estómago empieza a funcionar, tragando e ejercitando el aparato digestivo.
Movimiento al patalear y mover las manos
Puede llorar al funcionarle las cuerdas vocales, y puede escuchar por desarrollo de oído y sus terminaciones nerviosas al cerebro
Puede tener hipo, bostezar y tiene gesticulación facial.
Etc.


3).- La doctora en psicología Helen Wambach, en su libro "Recalling Past Lives: The Evidence From Hynopsis" y en su artículo "La vida antes de la Vida", ha hecho, unas investigaciones a 750 personas bajo hipnosis, acerca de sus vidas antes del nacimiento. A la pregunta de "¿Cuándo entra su alma en el feto? se obtuvieron interesantes versiones. Pero lo sustancial de este trabajo fue que el 89% de los 750 casos que respondieron dijo que no pasó a formar parte del feto hasta que no se cumplieron seis meses de gestación.
Se pueden escuchar directamente los latidos de su corazón. Se perciben sus movimientos diarios y si tiene hipo. 

Se inicia en la practica de movimientos respiratorios y de diafragma, uno de los dos desencadenantes del parto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario